We will be closed Monday for Memorial day 5/27 and will resume normal hours on 5/28 at 7 am PT.

Educación Continua: Clave para el éxito en el mundo vertiginoso de la preparación de impuestos

¡Y puede ser deducible!

La educación continua es fundamental para mejorar tus habilidades actuales y tu crecimiento como profesional de impuestos. No solo es una excelente inversión en tu futuro, sino que la educación continua también puede ser deducible de impuestos.

Esto es doblemente importante para el profesional de impuestos que desea reclamar estas deducciones y necesita mantenerse al día con las últimas regulaciones fiscales y estrategias para asesorar a los clientes sobre cómo aprovechar estas valiosas deducciones en el momento de la declaración de impuestos.

¿Qué gastos son deducibles?

El Servicio de Impuestos Internos (IRS) permite a algunas personas deducir ciertos gastos relacionados con el mantenimiento o la mejora de las habilidades necesarias en su trabajo actual, como:

  • Costo de matrícula y cursos relacionados con el trabajo
  • Matrícula y libros
  • Suministros, tarifas de laboratorio, tarifas de investigación y costos de mecanografía
  • Ciertos gastos de transporte relacionados con la educación

Elegibilidad

El IRS tiene requisitos específicos para determinar si los gastos de educación continua son deducibles. La educación debe: 

  • Mantener o mejorar las habilidades necesarias en tu trabajo actual
  • Ser requerida por tu empleador o la ley
  • No calificar para una nueva ocupación o negocio
  • No ser parte de los requisitos educativos mínimos

Además de los trabajadores por cuenta propia, las deducciones de gastos educativos están disponibles para personas discapacitadas con gastos de educación relacionados con la discapacidad, reservistas de las fuerzas armadas, funcionarios del gobierno estatal o local remunerados por tarifa y artistas intérpretes o ejecutantes calificados.

Muchas deducciones y créditos fiscales relacionados con la educación se reducen gradualmente a niveles específicos de Ingreso Bruto Ajustado (AGI), por lo que es importante revisar cuidadosamente tu elegibilidad para cualquier deducción o crédito.

La elegibilidad también varía según el estado. Si cumples con ciertos criterios, los costos asociados con la certificación CTEC de California, incluido el curso de educación calificativa de 60 horas, pueden ser deducibles.

Créditos fiscales por educación

Además de las deducciones fiscales por educación continua, los preparadores de impuestos deben explorar los créditos fiscales relacionados con la educación, como el Crédito de Aprendizaje de por Vida (LLC) y el Crédito Tributario por Oportunidad Estadounidense (AOTC). Estos son especialmente relevantes para los gastos universitarios postsecundarios incurridos mientras asistes a la universidad persiguiendo un título o certificación. Ciertos créditos por educación continua solo calificarían para el LLC y no para el AOTC. Ambos créditos se reclaman en el Formulario 8863. Las instrucciones de este formulario te ayudarán a entender para qué crédito calificas.

Reportando tus gastos de educación

Si eres trabajador por cuenta propia, reporta los gastos de educación en el Anexo C (Formulario 1040) o en el Anexo F (Formulario 1040).

Recuerda mantener registros detallados de tus gastos de educación y estar preparado para documentarlos ante el IRS y las autoridades fiscales estatales.

Para obtener más información, consulta la Publicación 970 del IRS, Beneficios Fiscales para la Educación, o visita el Centro de Información sobre Beneficios Fiscales para la Educación.

La educación continua puede ser enriquecedora y financieramente ventajosa. Al comprender las reglas y aprovechar los beneficios fiscales disponibles, puedes invertir en tu viaje de aprendizaje mientras minimizas la responsabilidad fiscal.